Primer vistazo a los datos de los termómetros: el ritmo de Navia

El lunes tuvo lugar en el IES Galileo Galilei de Navia la primera sesión de interpretación de datos obtenidos por los sensores. Concretamente, pudimos echarle un vistazo a los datos de temperatura del termómetro que instalamos en la lancha de Eduardo,  profesor del instituto. Durante todo éste periodo, la lancha prácticamente no se movió del pantalán, por lo que tenemos un registro extraordinario de la temperatura en la ría, que se puede ver en la gráfica.

VariacionNavia

Lo primero que nos llamó la atención fueron las oscilaciones que experimenta la temperatura. Al principio pensábamos que éstas oscilaciones se debían a los ritmos de marea. Es decir, con la marea baja predominaría la temperatura del agua del río, y con la marea alta la del mar. Pero pronto abandonamos la idea, porque en Asturias tenemos dos mareas al día, y la gráfica solamente mostraba una oscilación diaria, de unos 2-4 °C de amplitud. La explicación más obvia es que la luz del sol calienta la capa superficial del agua durante el día, haciendo subir la temperatura. Para comprobar esta hipótesis necesitaríamos datos de luz, de los que desgraciadamente no disponemos. Sin embargo, pronto nos percatamos de que el voltaje de la batería variaba también de forma rítmica. Como la batería está alimentada por una placa solar, podríamos utilizar su voltaje como una medida aproximada de la radiación solar. Como se puede ver, las variaciones en el voltaje de la batería se corresponden bastante bien con las de la temperatura.

Después de la clase fuimos a ver lo que le pasaba al sensor del pantalán, que llevaba varios días sin funcionar. Todo indica que el pegamento de la placa solar se había despegado, dejando entrar  el agua en el sistema. Hemos cambiado el pegamento y el sensor vuelve a estar en marcha!! También aprovechamos para instalar un segundo sensor en el Luisa-Eva una pequeña embarcación pesquera

IMG_20160516_192616

IMG_20160516_191714

Primer vistazo a los datos de los termómetros: el ritmo de Navia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *